nuestra alcaldia

Mi Municipio

arrows
noticias

34 0

Intereses particulares y electorales no frenan desarrollo de Rionegro

Por
9 Jul, 2019 10:26 AM

La valorización sigue firme. El pasado 3 de julio de 2019 el Juzgado 24 Administrativo Oral de Medellín, ordenó el rechazo de la demanda interpuesta por Carlos Osorno Uribe en contra de las resoluciones del proyecto de valorización.
En la determinación judicial, conocida por el municipio de Rionegro, el juzgado concluyó que dichos actos no podían ser demandados ante la justicia y rechazó las pretensiones del señor Osorno. Esto confirma, de nuevo que el proyecto de valorización está jurídicamente blindado.
Este rechazo se suma a la determinación adoptada hace algunos días por el Juzgado 6to Administrativo Oral de Medellín que en una demanda de cumplimiento interpuesta por el vocero Fredy Osorio Pemberty, determinó que el Alcalde ha actuado con estricto apego a sus competencias legales en los actos que distribuyeron la contribución de valorización en el Municipio.
Es de recordar que desde que el Proyecto de Valorización se distribuyó en octubre de 2018, se han interpuesto, por parte de los opositores al progreso, varias demandas con el propósito de suspenderlo o anular sus efectos. La primera de ellas fue interpuesta por el Concejal Ricardo Nieto Rizo y la Asociación de Vecinos de la Urbanización Gualanday, demanda que fue inadmitida por el Tribunal Administrativo de Antioquia, y luego, ante la carencia de argumentos para sustentar la supuesta ilegalidad, los mismos accionantes decidieron voluntariamente retirarla.
También el Concejal Fernando Andrés Valencia Vallejo intentó sin éxito la suspensión del Proyecto de Valorización y de la resolución de distribución del tributo. En decisión del 21 de enero de 2019 el Juzgado 18 Administrativo Oral de Medellín negó la suspensión del proyecto al considerar que la distribución se había realizado con apego riguroso al ordenamiento legal. Luego ese mismo juzgado determinó que el escrito de demanda y la pretensión se habían formulado por el demandante con múltiples errores, por lo que se procedió finalmente con su contundente rechazo.
Es claro, el progreso de Rionegro sigue su marcha y la modernización vial del municipio es una realidad.